14 de abril de 2014

CAPÍTULO 23

BUENOS DÍAS/ BUENAS TARDES/ BUENAS NOCHES

¿Qué tal estáis?
Hoy os traigo el Capítulo 23, es un poco especial, ya que está narrado desde la perspectiva de la madre de Aqua Efferson, aquí podréis conocerla un poco más, saber qué es lo que siente, cómo es...

Espero que lo disfrutéis un montón, como yo disfruté escribiéndolo!




CAPÍTULO 23



Son las once y media. John se ha quedado dormido en mi cama, así que lo cojo con mucha dulzura y cuidado para llevarlo a su pequeña habitación, compuesta por una pequeña cama, una mesilla de noche de madera y poco más. Deshago su cama con el brazo que me queda libre al cogerlo y con mucho, pero que mucho cuidado, lo introduzco en la cama y lo tapo. Me quedo mirándolo durante 30 segundos. Es la viva imagen de su padre cuando era joven. Sonrío al ver su cara angelical mientras está dormido, porque cuando no lo está es todo en terremoto, no para. Le doy un beso en la frente, cierro la puerta de su habitación, que está un poco rota y me dirijo a la cocina, donde está el proyector de la televisión.
Enciendo la televisión y cojo el mando. Pongo el volumen muy bajito. Cambio el canal, no hay mucho que escoger, sólo está el que aparecen los Juegos y uno sobre el Distrito 4, explicando todo lo que hacemos. Me decido por el primer canal. Echo de menos a Aqua, me imagino cómo se siente, yo tuve que pasar por eso años atrás, cuando mi padre me miraba con cara de asco por casa y me restregaba que mi hermano mayor al menos, lo había intentado y que yo no servía para nada, así que llegó un momento en el que decidí presentarme voluntaria para participar en los 51 Juegos del Hambre en honor a mi padre. Tuve la gran suerte de ganar, pero, cuando salí de aquella Arena, nada volvió a ser como antes.
Hay día en los que estoy en la cocina preparando el almuerzo cuando de repente me veo llena de sangre. O el momento en el que cojo un cuchillo mi mano comienza a temblar y no para. Me pronosticaron un problema psicológico, aceptando mi petición de no ser mentora ni volver a escuchar nada de los Juegos. Hasta ahora.
Mi hija está allí, y no por su propia voluntad. Se me saltan las lágrimas y me culpo a mí misma de no haber estado ahí, con ella, apoyándola, trayendo dinero a casa desde que mi marido falleció. Me quedé muy tocada, cada paso que daba me quedaba sin fuerzas, sin aire, veía sangre, su imagen, sus ojos. Lo veía en los ojos de Aqua, cada día, cada instante, y eso a mí, me producía tanto dolor como para no hacer caso a mi hija. Poco a poco fui soportándolo y aceptando el hecho de que yo no podía hacer nada y que mi hija me necesitaba, así que comencé a volver como madre para Aqua, pero, ya era demasiado tarde. Está echa toda una mujer, se ha encargado de John y de mí a lo largo de todos estos años. Nunca me ha puesto ninguna cara mala, sino que me sonreía cada vez que me veía, me cuidó, trabajó para conseguir mis medicinas. Veo en la televisión a Caesar, sonriendo y hablando de cada tributo.
-          Los tributos del distrito 3, como cada año, no les veo mucha ilusión por representar a sus tributos, tú que opinas, Claudius?
-          Los veo muy poco emocionados por representar a su distrito. Yo, en su lugar estaría ilusionadísimo por esa oportunidad, si señor.
Mientras hablan aparecen imágenes del desfile , enfocando  a los tributos del 3. Están con la cabeza agachada, mirando al suelo, sin ganas de nada. Pobres criaturas…
-        Bueno, ahora es el momento del Distrito 4, este año tenemos a la hija de una vencedora.- hablan de mi hija, mi corazón late deprisa, todo lo que digan de ella le repercutirá en los Juegos, para ganar patrocinadores.
-        En efecto, Caesar. El chico parece muy fuerte y con muchas ganas de luchar por su distrito, me parece un gran aspirante a vencedor.
-        Totalmente de acuerdo, Claudius, totalmente de acuerdo.
Empiezan a aparecer imágenes de Aqua cuando apareció por primera vez en el Capitolio, con ese chico, Filipp. Conocí a sus padres cuando era joven, pero desde que volví de los juegos no volví a hablar con ellos…
-          ¿Qué opinas de la chica?
-          Bueno, su madre fue vencedora de los 51º Juegos del Hambre, no veo por que no va a poder ganar, en el desfile, simplemente brilló, tiene luz propia esa chica, tiene unos ojos que los miras y te caes al suelo, una auténtica belleza, con un carácter muy llamativo, se le ve decidida, dispuesta a luchas. Sin duda apostaría por ella.
Apago la televisión. Es la primera vez después de tantos años que escucho algo relacionado con los juegos, y aún encima hablan de mi hija, lo que me produce un fuerte dolor en el pecho Afortunadamente la han dejado en muy buen lugar, no tendrá muchos problemas para conseguir patrocinadores, más oportunidades para volver a verla.
Me levanto de la silla y voy a mi habitación.

Retiro la manta para meterme dentro. No puedo para de pensar en los Juegos, esa vez que tuve que estar en la Arena, esas olas, ese chico, todas esas muertes.

7 comentarios:

  1. OHHH!! Alba, me ha encantado. La madre de Aqua tendría algún chico especial... Por lo menos hablan bien de Aqua y Filipp. Tengo muchísimas ganas de ver la Arena ehh...
    Besoos^^

    PD: He subido un nuevo capítulo, pásate y comenta si quieres. Adiós!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado!!!
      Por supuesto que tenía que tenerlo!
      Y yo también tengo muchas ganas de que la veais, porque va a ser muy guay!
      Besooos :D

      Me paso en cuanto pueda !

      Eliminar
  2. Oh! Es un hermoso capítulo en verdad Alba! Me encanto!
    Que lindo capítulo, en serio. Me parece bien que también se narre desde la perspectiva de la madre de Aqua, muy hermoso capítulo.
    Besoos:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jennifer!!!
      Me alegro de que te guste!
      Tenía muchas ganas de un capítulo así, así que me decidí a hacerlo!!
      Besitoos:)

      Eliminar
  3. P.S: Me gusta el cambio de imagen.
    Besoos:)

    ResponderEliminar
  4. Guau!
    Tu historia me gusta muchísimo Alba. Ya tienes otra seguidora.

    ResponderEliminar

la opinión de sus lectores para una escrito es muy importante.
Muchas gracias por dar una parte de tu tiempo :)

Un beso, Alba, vuestra escritora.