14 de junio de 2014

CAPÍTULO 26

BUENOS DÍAS/ BUENAS TARDES/ BUENAS NOCHES


¿Qué tal estáis?

Se que ayer tenía que haber subido el capítulo pero tuve muchas cosas que hacer...

Peeero aquí está el siguiente capítulo de estos 76 juegos del Hambre!!!

P.D: ES un poco más largo de lo habitual por la tardanza:)




CAPÍTULO 26



Van pasando los distintos distritos, cada vez peor, más niños pequeños, otros de lo más desnutridos, incluso alguno que intenta escapar y es detenido y obligado a subir al escenario por agentes de la paz o simplemente rompe a llorar.

A continuación se muestra el desfile, mi madre va con un traje muy ajustado que parece hecho de agua y su compañero, del cual todavía no sé su nombre, lleva el mismo imitando la fina arena de las playas.
Rebobino la grabación hacia adelante, no puedo esperar más, quiero ver a mi madre.
Aparece la Arena. 24 adolescentes colocados en una larga barra de metal, entre ellos mi madre en el medio del mar. Calculo que habrá unos 10 metros hasta la orilla. Al fondo se puede distinguir la Cornucopia, llena de todo tipo de armas.
Quedan 5 segundos para que suene el cañonazo y veo como mi madre sigue buscando con su mirada al hombre al que quiere. Lo encuentra y él le hace un gesto que hace que ella se calme. Un segundo después suena el cañonazo de salida.
Algunos tributos se quedan donde están, no saben nadar. Otros, los más valientes, lo intentan pero mueren en el intento. Cuento unos tres cañonazos en total.
Mi madre tiembla, mira hacia todos los lados, confusa, mira al sitio donde su compañero estaba y puede apreciar que se encuentra unos metros más adelante que ella, nadando y que va en cabeza, casi llegando a la Cornucopia.
No se lo piensa una vez más y se tira al agua, con esperanzas de que su compañero llegue a tiempo de coger un arma y no dudar en usarla.
Poco a poco mi madre va adelantado a distintos tributos, incluso a alguno del 1 y del 2, quienes hacen un amago de ahogarla sin conseguirlo.
Ella era una gran nadadora, así que llega pocos minutos después que Dave, su compañero, tal y como ella lo ha llamado.
Él se apodera de una mochila, un hacha, cuchillos que introduce con rapidez y agilidad en la mochila. Ella coge dos mochilas. En una introduce cuchillos, algunos botes que se encuentran  encima de una mesa y un arco, en la segunda mete cuerdas, mantas y una cantimplora.Todo esto sucede pocos segundos antes de que los demás tributos comiencen a pisar la arena.
Dave agarra fuertemente la mano de mi madre y salen corriendo, introduciéndose dentro de la gran selva tropical que rodea la playa.
La Arena es muy semejante a mi Distrito, puedo identificar con facilidad algunos árboles
Las cámaras enfocan al baño de sangre que se produce en la Cornucopia, los profesionales cortando cabezas, tributos intentando apoderarse de un arma para sobrevivir.
Otros cogen la mochila y salen corriendo y algunos simplemente, corren sin mirar atrás.
De repente aparecen Dave y mi madre, todavía agarrados de la mano. Paran de correr y miran a su alrededor: todo está lleno de altos árboles.
Separan sus manos mientras que el chico inspecciona el terreno mientras sostiene una espada.
Mi madre mira todos los árboles que se encuentran a su alrededor, supongo que buscando algún fruto comestible, pero su intento es fallido.
Los dos parecen escuchar un ruido, y aparece un chico de unos 18 años aproximadamente que coge a mi madre , intentando ahogarla con su brazo.
Ella intenta gritar y mi corazón late muy deprisa, pero pocos segundos después vuelve a su pulso normal cuando aparece Dave con la espada por detrás y se la clava de lado al tributo.
Sus brazos dejan de apretar el cuello de mi madre, el cual está muy rojizo.
El otro tributo cae hacia atrás quedando echado en el suelo al mismo tiempo que mi madre cae de rodillas apoyándose en el suelo con las manos mientras intenta coger con impaciencia varias bocanadas de aire.

Dave se agacha a su lado y le dice que se tranquiliza, que ya no va a hacerle nadie y que le promete que no va a permitir que nadie más vuelva a hacerle daño.
El chico ayuda a mi madre a levantarse, estando un poco mareada y abraza a su compañero como si fuese el último abrazo que le diese por toda su vida.
Se apartan y continúan caminando en busca de algo de comida.
Cada vez que mi madre desaparece, rebobino el video hacia adelante hasta que la veo, no quiero ver como los tributos más débiles o con más mala suerte, que estaban en el sitio equivocado en uno hora inconveniente, mueren.

Los dos tributos de mi distrito han  encontrado en ese tiempo unas frutas que no consigo distinguir, creo que son plátanos pero no estoy muy segura. Están sentados en el suelo, juntos, disfrutando de esa fruta.
Cuando terminan de comer, suben una pequeña montaña llena de árboles, trepando uno de ellos sentándose en una de las fuertes ramas que tiene, aunque no a una gran distancia del suelo por si tienen que salir corriendo.

Justo antes de que la luna artificial se pusiese en lo más alto de la Arena, mi madre y su compañero hacen un recuento de los objetos que tienen.
Poseen cuchillos, arco, flechas, dos cantimploras, cuerdas, una manta y varios plátanos que guardaron.
Deciden deshacerse de una de las mochilas, ya que les es incómodo para correr.
Se quedan hablando durante un tiempo sobre cómo estarán sus familiares y aparece a lo lejos como una gran pantalla con una cierta música en la que aparecen todos los tributos caídos. En total en ese día murieron diez, ninguno pertenece a distritos profesionales.

Minutos después los dos se quedan dormidos, apoyados uno en el otro, unidos al árbol a través de una cuerda.

Los días van pasando, mi madre sobrevive junto a Dave y tan sólo quedan 4 tributos más a parte de ellos dos.
Uno de ellos es un chico del distrito 1 que parece muy fuerte y da miedo con tan solo mirarlo, otra es una chica del 8 que ha estado ocultándose y alimentándose de carne cruda para no hacer ningún fuego y que nadie la vea, otro es del distrito dos y el último que queda es del distrito 11. Ese año los tributos profesionales no duraron mucho ya que el chico del 1 a los pocos días de comenzar los juegos se aseguró de matarlos.

Marine y Dave están caminando por la playa cuando de repente el chico del 11 aparece junto al del dos y empiezan a perseguir a los de mi distrito, quienes muy hábilmente cogieron un cuchillo de su cintura y lo tiraron contra sus atacantes.

El cuchillo de mi madre se clava en el pecho del tributo del distrito 11, y se escucha un cañonazo.


Dave no tuvo tanta suerte ya que el del dos lo sigue persiguiendo lanzándole flechas.




Hasta aquí el capítulo! Os están gustando los juegos de la madre de Aqua Efferson, Marine??

COMENTAD!!!

BESOOS!

4 comentarios:

  1. En serio niña, piensa. ¿selva, agua en la Cornucopia? ¡estás copiando mucho de "en llamas" no me parece bien, deberías tener imaginación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Donde haya playa, hay monte
      Y no estoy copiando nada de en llamas, porque haya playa.
      Además, se realizo un concurso del cual el ganador escribía lo que quisiese sobre la historia, esa ganadora eligió el final de los juegos del hambre de la madre de Aqua, en los cuales había mar, así que yo he decidido seguir el modelo de arena de la ganadora para los juegos de Marine.
      Con los juegos de Aqua, a los que les dedicare muchísimo más tiempo ya tengo preparado algo distinto.
      Gracias por compartir tu opinión

      Eliminar
  2. Hola Alba!!!
    Te pasarías por mi blog y me darías tu opinion:
    losjuegosdelhambredientedeleon.blogspot.com
    P.D. Espero tu siguiente capítulo. =D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jennifer!
      Si en cuanto pueda sin falta!
      Besooos:))

      Eliminar

la opinión de sus lectores para una escrito es muy importante.
Muchas gracias por dar una parte de tu tiempo :)

Un beso, Alba, vuestra escritora.